Los días raros (VII)

Todos encontramos realmente incómodo el hecho de estar recluidos en casa día tras día (hoy cumplo 16 días); por más que sepamos que detrás de este mandato hay más de una razón de peso, no podemos dejar de sentir lo difícil y pesado de la situación.

Yo creo que debemos sentirnos afortunados: en casa estamos protegidos y a salvo de la guerra que se está viviendo fuera (no os lo podéis imaginar!). Tenemos tiempo, posibilidad de hacer cosas en familia para las que en otras ocasiones no hay tiempo, y múltiples entretenimientos a nuestro alcance.

Y, por qué os cuento yo esto? Porque hoy pensaba en Anna Frank, que pasó casi dos años y medio ocultándose de los nazis en Ámsterdam en unas habitaciones camufladas en las instalaciones de una empresa. Mayor temor y miedo, durante más tiempo, sin apenas luz, y sin la mitad de medios que tenemos hoy día a nuestro alcance.

Nada más que decir. Enjoy! (Por cierto me ha costado bastante encontrar una canción medio adecuada)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s