El Científico trovador

Buenas noches excursionistas!

Tal vez recordéis que hace unos años con la aparición del «caralibro» se volvió a hablar de la teoría de «los seis grados de separación». El motivo de recuperar esta idea era que supuestamente con la ayuda de la aplicación de Zuckerberg, el número de grados de separación entre dos personas del planeta sería menor a los 5 intermediarios inicialmente descritos.

Pues bien, a riesgo de que me vuelvan a tildar de arqueólogo, hoy os quiero compartir una de las caras de un poliédrico músico (y científico), del que estoy seguro no estoy separado por más de un par de grados, y no por que en algún momento fuéramos vecinos científicos, sino por que estoy seguro que dado lo prolífico de nuestro protagonista de hoy, del Sacromonte a Nueva York, más de uno estará igualmente bien conectado al «Científico trovador».

No voy a hacer un repaso a sus colaboraciones con distintas bandas de mi tierra natal; tampoco su actividad como astrofísico; solo voy a destacar su papel en @cienciaenelbar (ya hablamos de cómo había sacado música a los terremotos que sacudieron Granada recientemente) e íntimamente relacionado con esto una serie de canciones interpretadas por el «Científico trovador«. Él mismo ha destacado una en la que se mezclan las películas de Clint Eastwood y las tormentas solares, para promocionar un próximo concierto.

Yo las estudiaré poco a poco, pero por ahora me ha encantado «Célula madre no hay más que una«. Enjoy!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s