Los días raros (V): el tiempo

En estos ya 14 días de aislamiento, en muchos momentos he pensado sobre aquello que ahora tenemos pero que al mismo tiempo no queremos tener en exceso: el tiempo.

Es cierto que mirando a futuro parece que nos viene un exceso del mismo que puede ser difícil de gestionar, primero por esa posible abundancia, pero también por la incertidumbre que genera el no saber hasta cuándo durará; hasta qué momento se nos continuará exigiendo esa cabeza fría y ánimo infracturable para sobrellevar este tiempo de privación de una de las cualidades del ser humano: el ser social.

Pero también es cierto, que en el día a día, el tiempo se consume, como bien dice el poeta eléctrico, como el agua entre los dedos de las manos, … o como hielo en un vaso de ginebra, no sin tener que hacer algún que otro malabarismo para contentar a los cohabitantes más cercanos, sobre todo si son pequeños y necesitan algo de energía extra y atención para no desesperar.

No me quiero alargar (aunque no será por falta de tiempo…); además así puedo dar la oportunidad a «los numerosos» lectores de este sitio a ocupar su tiempo en decidir (y votar en los comentarios o redes sociales) cuál de las siguientes propuestas musicales relacionadas con el tiempo prefieren. Enjoy!

Anuncio publicitario

3 comentarios sobre “Los días raros (V): el tiempo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s