transition: chapter VI

Let’s move forward…

by the way this the entry number 1000, Thank you for your patience!

Enjoy!

Las 3 de la tarde, sólo y hace un calor infernal…
Me fumaré otro cigarrillo, tengo que intentar relajarme y no darle más importancia de
la que en realidad no tiene. ¿Qué tengo que ver yo con ese mundo?
A estas horas el calor es abrasador (raro, pero en esta ciudad se dan todos los extremos de temperatura: por las mañanas se rozan los cero grados, helando incluso en algunos puntos más fríos; y a partir del mediodía el mercurio va subiendo alcanzando un calor abrasador a las 2 ó 3 de la tarde), no ando muy fuerte; no tengo dinero como para coger un taxi, y los autobuses deben ir repletos de burócratas que vuelven a sus casas asfixiados, sudorosos, cansados, estresados,…. no me apetece compartir un viaje así con ninguno de ellos, necesito estar sólo, andar y reflexionar. A pesar del calor me hará bien.
Joder!! Aún no llevo la mitad del camino y ya sudo como un pollo en un volcán (lo digo por decir, ya que tampoco vi nunca una de estos). No puedo más necesito descansar y beber algo fresco. Ese parece un buen lugar para tal menester.
– Buenas tardes ¿qué va a ser?.-
– Siempre quise ser astronauta, pero ahora quiero una cerveza bien fría.- (el calor me ha debido de afectar, no es propio de mi decir una sandez como esa)
– Aquí tiene. ¿Un día duro en el trabajo?.-
– Sí. Como siempre.-
Como no tengo muchas ganas de escuchar el monólogo del camarero sobre la vida en otros planetas, la conquista de Marte, la NASA… sigo con los ojos su conversación fingiendo tremendo interés y soltando de vez en cuando un “estoy completamente de acuerdo” o algún “¿en serio? ¿lo dice usted de verdad?”; mientras me dedico a dejar la mente en blanco y espero a ver que pensamientos deciden invadirla. Paso primero por la decepción, luego por la bronca, la tristeza y la soledad. Finalmente encuentro cierta calma. ¿Será que he alcanzado la madurez? ¡Jamás! ¡Renuncio a ella desde este mismo momento! ¡Renuncio simplemente a madurar! Como bien dijo Aristóteles, la fruta madura es la que está más cerca de pudrirse. En realidad no sé si fue Aristóteles, pero siempre queda bien nombrar una fuente que de prestigio a los pensamientos de uno mismo. A lo mejor no lo dijo nadie y entonces aprovecho para firmarlo yo. Si la alternativa es madurar o morir, entonces por supuesto la muerte. Tal vez si esto se lo hubiera dicho a digamos… Julia ella ahora a lo mejor me recordaría… . A pesar de tanto pensamiento y de mi supuesta calma, veo frente a mi un teléfono y decido usarlo.
“Ha llamado usted al 6 3 4 23 47 68. En este momento no podemos atenderle, si desea dejar un mensaje hágalo cuando suene la señal. Gracias”.
“Beeep”.
Hola soy yo. El estúpido que ayer noche creyó haber descubierto cierto misterio en ti. Sí el de un misterio breve, pequeño. No sé ni siquiera porqué estoy haciendo esto, tal vez porque un malestar me recorre todo el cuerpo buscando una salida, tal vez porque necesitaba una razón que explicase tu comportamiento de ayer y más aún, el de hace una hora, cuando pasaste acompañada por todo un séquito de “progres” e “intelectuales” sin cerebro. Perdona si tal vez los estoy juzgando sin conocerlos, pero eso mismo es lo que tú has hech….
“Beeep”.
Mierda.
“Ha llamado usted al 6 3 4 23 47 68. En este momento no podemos atenderle, si desea dejar un mensaje hágalo cuando suene la señal. Gracias”.
“Beeep”.
Parece que se cortó. Decía que eso mismo es lo que tú hecho al pasar frente a mí sin ni siquiera saludarme y tonteando con tus amigos. Tal vez haya sido por miedo al “qué dirán”, por vergüenza de mí… . Sea por lo que sea me da igual, y no quiero saberlo. Eso es todo. Tal vez me equivoqué anoche cuando te juzgué diferente a todos los demás, como si tú aún tuvieras solución, como si tu puerta a una vida verdadera aún no estuviera cerrada del todo… ni idea. Sé que te mereces una vida mejor que la que pretendes llevar, y con eso no quiero decir que esa vida que te mereces, tengas que pasarla a la fuerza a mi lado,…. aunque no estaría mal,… bueno adiós.
“Beeep”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s